Informe de Lloyd’s: «Cuatro acciones clave que las organizaciones deben tomar para proteger el capital humano»

Informe de Lloyd’s: «Cuatro acciones clave que las organizaciones deben tomar para proteger el capital humano»
17
Jun

¿Cuál es el riesgos de los activos intangibles en las organizaciones? Lloyd’s ha publicado un nuevo informe, en colaboración con KPMG, en el que se analiza cómo el capital humano o las capacidades y habilidades colectivas de los empleados son un motor clave del valor de la organización y un posible punto ciego para las empresas que no invierten en su plantilla tras la pandemia.

En el documento se identifican las formas en que el sector de los seguros podría ayudar a las organizaciones a gestionar y mitigar eventos de gran envergadura que afectan al capital humano, como una pandemia. “Al proteger el valor asociado a los equipos y no solo a un individuo es clave, las soluciones de seguro de capital humano podrían ser una solución para la gestión de la mano de obra tras la pandemia y los futuros riesgos sistémicos”, se puntualiza.

Aunque la mayoría de las empresas lo reconocen, muchas no comprenden plenamente el valor de su personal. Esto significa que sus habilidades y conocimientos -y su correspondiente valor como capital humano- se van cuando los empleados abandonan la empresa, dejándolas expuestas. Invirtiendo en los empleados a través de la mejora de las competencias, el compromiso y la gestión proactiva de la cultura, las empresas pueden asegurarse de atraer y retener a los mejores talentos.

El informe identifica cuatro acciones clave que los propietarios de riesgos en las organizaciones deben considerar para salvaguardar el capital humano de sus organizaciones:

– Garantizar que el liderazgo defienda una cultura que realmente capacite a los empleados en condiciones de trabajo a distancia.

– Utilizar los datos para contratar y gestionar a sus empleados.

– Dar prioridad a las necesidades de los empleados, pero también reducir la dependencia de una sola persona.

– Explorar el horizonte y estar preparado para adaptarse continuamente al cambio.